domingo, 11 de diciembre de 2011

Doctor Atómico

Creíamos que 
la energía no podía ser 
creada ni destruida, 
sólo alterada en su forma. 


Pero ahora sabemos que 
la energía puede volverse materia, 
y ahora sabemos que 
la materia puede volverse energía. 

[Peter Sellars: Coro inicial de Dr. Atomic (2005).]




El otro día vi la Ópera de John Adams (1947), "Doctor Atomic", en la puesta de "De Nederlandse Opera" de Amsterdam del año 2007, con el barítono Gerald Finley como J. Robert Oppenheimer (1904 - 1967), Jessica Rivera en el papel de su esposa Kitty, Eric Owen como el General Lewlie Groves (1896 - 1970) y Richard Paul Fink como Edward Teller (1908 - 2003).



Me gustan las óperas de Adams (en la foto). He podido ver o escuchar las primeras tres, "Nixon in China" (1987), "The Death of Klinghoffer" (1991), y "I was looking at the ceiling and then I saw the Sky" (1995). No he visto "El Niño" (2000) y "A Flowering Tower" (2006). Pero "Doctor Atomic" me causó una mayor impresión que las anteriores debido, según creo, al tema que aborda: la construcción de la primera bomba nuclear en Los Álamos durante la primera mitad de la década de 1940 [1].



El libreto [2] es obra del excéntrico y controversial Peter Sellars (1957), a quien vemos aquí en una foto reciente.  En una primera versión, el coro iniciaba la Ópera con las siguientes frases [3]:

La materia no puede ser creada ni destruida, sólo alterada en su forma.
La energía no puede ser creada ni destruida, sólo alterada en su forma.

Pero el físico Bernard Cohen (1924), presidente de la American Physical Society advirtió que esto era incorrecto. Al terminar una audición preliminar en la Ópera de San Francisco, y a la que fueron invitados varios físicos, Cohen inmediatamente levantó su mano y opinó lo siguiente:

Hice notar que 2005 había sido designado como el año internacional de la Fïsica, celebrando el centenario de los grandes descubrimientos de Einstein, incluyendo la ecuación E = m c2. Esa fórmula demuesta que la materia puede transformarse en energía. Y aún más importante, dado el tema de la Ópera, es así como se logra hacer una bomba atómica: Uno destruye un poco de materia y crea una gran cantidad de energía. [... Lo que dice el libreto] es lo que la ciencia creía en el siglo XIX, y ya no se lo considera cierto
Sellars había construido el libreto en base a documentos gubernamenales. Entonces, ¿cómo podía haberse colado ese error? Cohen comenzó a revisar esos documentos, y encontró esas líneas de texto en un reporte de 1945 llamado "Atomic Energy for Military Purposes", también conocido como informe Smyth. Pero lo que ocurría era que a continuación de esas frases se explicaba que ahora se sabía que tal inmutabilidad de la energía y la materia era incorrecta. El informe seguía diciendo que "la energía puede convertirse en materia y la materia en energía" [4]

Esta crítica llevó a Sellars y Adams a cambiar las estrofas iniciales de la Ópera, que ahora dicen lo siguiente [5]:

Creíamos que
la materia no podía ser
creada ni destruida
pero sólo alterada en su forma.

Creíamos que
la energía no podía ser
creada ni destruida
pero sólo alterada en su forma.

Pero ahora sabemos que
la energía puede volverse materia,
y ahora sabemos que
la materia puede volverse energía
y así ser alterada en su forma.



La ópera también reune fragmentos de Charles Baudelaire (1821 - 1867), John Donne (1572 - 1631) y Muriel Rukeyser (1913 - 1980), del Bhagavad Gita y una canción tradicional del pueblo indígena americano Tewa. En el siguiente video, vemos el final del acto primero, donde Oppenheimer canta el aria "Batter my heart, three-person'd God", basado en el poema homónimo del mencionado poeta isabelino John Donne [6].





Batter my heart, three person’d God; For, you
 As yet but knock, breathe, knock, breathe, knock, breathe
 Shine, and seek to mend;
 Batter my heart, three person’d God;
 That I may rise, and stand, o’erthrow me, and bend
 Your force, to break, blow, break, blow, break, blow burn and make me new.

Batter my heart, three person’d God; For, you
 As yet but knock, breathe, knock, treathe, knock, breathe
 Shine, and seek to mend; Batter my heart, three person’d God;
 That I may rise, and stand, o’erthrow me, and bend
 Your force, to break, blow, break, blow, break, blow
 burn and make me new.

 I, like an usurpt town, to another due,
 Labor to’admit you, but Oh, to no end,
 Reason your viceroy in me, me should defend,
 But is captiv’d, and proves weak or untrue,
Yet dearly I love you, and would be lov’d fain,
 But am betroth’d unto your enemy,
 Divorce me, untie, or break that knot again,
 Take me to you, imprison me, for I
 Except you enthrall me, never shall be free,
 Nor ever chaste, except you ravish me.


Llévame contigo, hasme tu prisionero, porque
a menos que me encarceles, nunca seré libre...

  1. La ópera tiene su propia página web, donde se puede encontrar mucha información sobre la misma y sobre su premier mundial del 1 de Octubre de 2005: http://www.doctor-atomic.com/.
  2. http://www.metoperafamily.org/metupload/DoctorAtomic_libretto.pdf
  3. "Matter can be neither created nor destroyed but only altered in form. Energy can be neither created nor destroyed but only altered in form."
  4. Cathy Cockrell, "Libretto takes liberties with fundamental physics, Professor's technical concerns fall on deaf ears", UC Berkeley News, 22 September 2005.
  5. We believed that "Matter can be neither created nor destroyed but only altered in form." We believed that "Energy can be neither created nor destroyed but only altered in form." But now we know that energy may become matter, and now we know that matter may become energy and thus be altered in form.
  6. Perdón por el subtitulado en holandés.



No hay comentarios:

Publicar un comentario