domingo, 7 de agosto de 2011

Amador Rodríguez

Entonces, el escultor encontró su identidad a través de dos series fundamentales de obras basadas respectivamente en el análisis de la esfera y del cubo (sin con ello minusvalorar su investigación sobre el cilindro, la pirámide o el paralelepípedo) [1]








Visitando el museo de Bellas Artes de Asturias [2] en Oviedo, encontré dos esculturas en mármol negro de Calatorao tituladas: "Desplazamiento de un cilindro vacío con incisiones según tetraktys pitagórico" (c. 1987) y "Tetraktys vertical, ondulante y ascendente" (1980). Me llamó la atención esa referencia al tetraktys, una figura triangular de diez puntos en cuatro líneas.





Este triángulo de números era sagrado para los pitagóricos, quienes le atribuían connotaciones místicas que trascendía el simple resultado numérico de que la suma de los cuatro primeros números naturales 1+2+3+4 es igual a 10.

El autor de las dos obras que acabo de mencionar es Amador Rodríguez Menéndez, nacido en Ceuta en 1926, pero que desde sus primeros años de infancia vivió en el pueblo de sus ancestros, Cangas de Narcea, en Asturias. Estudió en la Escuela Superior de Comercio, y en 1947 se trasladó a Madrid al aprobar unas oposiciones para técnico en el Cuerpo General del Ministerio de Hacienda.

El tiempo libre que le dejaba la ocupación que le daba de comer, lo dedicaba a su pasión por el arte. Básicamente autodidacta, es posible rastrear su conocimiento sobre el trabajo en madera a las primeras lecciones que recibió como aprendiz de un carpintero de carros en Cangas del Narcea. Con el tiempo, conocería el arte del trabajo en piedra con la ayuda de Pedro Sánchez Panadero, y los secretos de la fragua y la soldadura en el taller madrileño del escultor José Espinós Alonso (1911 - 1969), autor de la gran reja de inspiración plateresca de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Al principio se dedicó a la pintura, donde ya se puede apreciar una tendencia hacia el constructivismo soviético. Pero a fines de la década de 1950 se inclinó completamente a la escultura, que ya no abandonaría en el resto de su carrera artística, primero explorando la figura humana, para luego pasar definitivamente a la abstracción. Hacia 1960, con la serie "Tensiones" intentó una incipiente delimitación del espacio a través de estructuras de alambre y contrapesos de piedra. En 1961 realizó su primera exposición individual en la sala Amadís, de Madrid.

Según Francisco Zapico [3] a partir de 1966 Amador Rodríguez, por influencia del escultor Jorge de Oteiza Enbil (1908 - 2003), comenzó a explorar las formas geométricas básicas y la generación de formas plásticas por medio de fórmulas matemáticas. De hecho, es posible observar una afinidad muy clara de su obra con la de Oteiza en particular y con la escuela de la escultura vasca en general, uno de cuyos representantes más reconocidos fue Eduardo Chillida (1924 - 2002).

Una de las características de la obra de Amador Rodríguez es la gran variedad de soportes que llegó a utilizar: piedra, madera, hierro, acero, mármol, hormigón, plástico... También son característicos los títulos de muchas de sus esculturas, tales como "Apertura de un cubo" o "Cilindro con cortes según triángulo egipcio", que resaltan un contenido geométrico que también es claro en las esculturas de Oteiza ("Variante ovoide de la desocupación de la esfera", 1958) y Chillida ("Modulación del Espacio", 1963).

A fines de la década de 1960 y comienzos de la de 1970, Amador Rodríguez logró el reconocimiento internacional gracias a sus aportaciones a dos ediciones de la Bienal de Venecia (1968 y 1972). Falleció en Madrid el 10 de junio de 2001. Pocos meses después, el 30 de Octubre de 2011, se inauguró en Gijón la escultura "Homenaje a las Brigadas Internacionales" basada en una maqueta dejada por el artista.



  1. Academic
  2. Museo de Bellas Artes de Asturias
  3. Francisco Zapico (coord.): Amador. Esculturas.1959-2000 (Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular. Ayuntamiento de Gijón. Oviedo, 2000).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada